Sociedad Cooperativa Liberal Mexiquense - Gabriel Ezeta M
  Home
  Principios
  La Cooperativa
  Nuestra Opinion
  Finalidad
  Derechos de Autor
  Gabriel Ezeta M
  Ernesto Valencia
  201
  Mas
  Laicicidad
  Contacto
  Traductor
  Reloj Mundial
  Norton Antivirus
  Panda Antivirus
  PCcillin Antivirus
  Bitdefender
Palabras pronunciadas por el C. Lic. Gabriel Luis Ezeta Morales...

XIII Aniversario de la fundación de la

"Coalición de Colonos y Organizaciones Libres de Coacalco" A.C.

 

                         Coacalco de Berriozabal 13 de mayo de 2007.

 

Agradezco la invitación de la Coalición de Colonos y Organizaciones Libres de Coacalco, para el día de hoy en trascendente ocasión hacer uso de esta tribuna ciudadana.

Trece años, ya de la fundación de esta querida Coalición, ante los cuales vale sin duda la pena hacer una pausa, tan solo una pausa en el andar y reflexionar en torno a sus orígenes, sus objetivos  y sus fines, pero mas definidamente en torno a sus perspectivas.

Nace la coalición un tres de mayo de 1994, del empuje, de la visión preclara de una mujer de nuestro tiempo; Maria Luisa Marina González, y de un nutrido grupo de coacalquenses que decidieron reunir a colonos en tanto que ciudadanos y a organizaciones independientes y coincidentes con los principios de igualdad, libertad y fraternidad.

Honrar, honra y justo es nombrar a quienes acudieron también a la fundación de esta Coalición:

Víctor Fragoso Velásquez

Ángel Bringas Niembro

Leonel Cabello Lemus

Abelardo Baldaso Gonzaléz

Galdino Rojas Bureos

Nora Luz Chávez Hernández

Javier Niembro Montoya

Héctor Mejía García

Alfredo Contreras Bernal

Margarita Montoya Romero

Ángel Fernández Vives

Félix Vázquez Ocaña

Juan Fernández Alvarado

Alma Elizabeth Vega Salazar

José Luis Martínez Ortiz

Julio Cesar Ortega Morales

Francisco Javier Roa Fragoso

Maria Del Carmen Reyes González

Guillermina Montoya Copca

Donaciano López Flores

Rafael Romero Díaz

Rogelio Hernández Reyes

Maria De Jesús Alpizar

Beatriz Chávez Espinoza

Zeferino Bucio Garfias

Rafael Cedillo González

Maria Teresa Mejía Moncada

Eugenio Medina Bazo

Salvador Ahumada Arreola

Pedro Medina Reyes

Hombres y mujeres de los más diversos orígenes y pensamientos, que en el desempeño cotidiano realizan y realizaron las más diversas actividades, pero al fin y al cabo con un objetivo común.

 

SERVIR

 

Todos ellos, aunados a los que con posterioridad se han unido, sumaron sus anhelos, sus esfuerzos todos ellos contribuyeron a dar vida y contenido a esta organización.

Desde entonces, año tras año la coalición ha vehemente desarrollado su actividad sin mas divisa, sin mas anhelo que servir a los coacalquenses, de mejorar sus condiciones de vida, de contribuir al engrandecimiento mismo de nuestro municipio.

Y es y ha sido precisamente este lugar, a los pies de la sierra de Guadalupe, bajo el cobijo del picacho en el entorno favorable para el desarrollo comunitario, para la capacitación y desarrollo humano, para orientar y guiar las inquietudes mas diversas de los coacalquenses, que; de siempre han sido observantes y críticos de su entorno, luchadores por excelencia, demandantes y exigentes consigo mismos y sus gobernantes, participativos de altura.

Por ello el servir a la ciudadanía, no ha sido tarea sencilla para los miembros de esta coalición, hombres y mujeres libres a quienes el afán de servicio, les ha exigido algo mas que el poner entusiasmo en su tarea, ha demandado  de hacer acopio de talento, capacidad e imaginación en todas y cada una de sus actividades por pequeñas o grandes que estas sean, cada obra,  cada momento, cada acción, lleva implícita consigo una intensa carga humana, porque solo así, poniendo al ser humano al servicio del ser humano es que se contribuye no al cambio en si mismo, son que se genera la evolución positiva de las cosas y de la sociedad.

Las anécdotas, a lo largo de esto trece años, sin duda muchas y podrían dar y darán a sus protagonistas para horas de amena y larga charla.

Anecdotario pletórico de encuentros y desencuentros, de alegrías y tristezas, de sabores y sin sabores, pero siempre en todo caso de permanente y ardua lucha.

Como olvidar el rostro del niño, de la mujer o el hombre agradecido o en contrasentido el dejo de tristeza en la mirada del ser humano cuando no se le puede auxiliar en la medida de lo deseado.

De esas imágenes a veces festivas, en ocasiones de impotencia, son las que cotidianamente forjan el temple y carecer de esta coalición, son las que le dan contenido, las que necesariamente obligan a no cesar en el esfuerzo, a mucho menos claudicar en los ideales, a redoblar y continuar con honestidad en los propósitos y objetivos.

Si la coalición, nace de la determinación de sus fundadores, pero también encuentra sus orígenes en la necesidad de contribuir a que la justicia social no sea mas un ideal retórico, de encausarlas inquietudes de una ciudadanía, que como ya apunte es y ha sido desde siempre critica, observante y actuante en su acontecer social y político.

No faltaría a la verdad, al afirmar que por ello la vida de la coalición se encuentra íntimamente ligada a la de nuestro municipio en su acepción, territorial, social y política.

En este orden de ideas la coalición de colonos y organizaciones libres de Coacalco, ha sido permanente ejemplo de atención, ciudadano y respuesta puntual a la ciudadanía, espacio claro y propicio para el ejercicio responsable de las libertades, para el análisis y la reflexión.

Y es en este sentido, en el de la reflexión es que quisiera orientar en este momento mi participación.

Reflexionar en torno a la coalición, significa hacerlo necesariamente en torno al acontecer social y político de nuestra comunidad.

Comunidad de definida vocación liberal que pone la primera muestra de su compromiso social al luchar denodadamente para obtener su autonomía como municipio, reconocimiento

finalmente obtenido en 1862 por un liberal consumado, defensor ferviente de la republica; Felipe Berriozabal.

Esta forja luchadora, analítica y participativa del pueblo de Coacalco, no solo se ha conformistamente conservado, sino que en honor a su grandeza, se ha continuamente renovado.

En cada momento, en cada época ha sabido estar siempre a la altura de su tiempo, solo así entendemos que cansada e inconforme haya dicho NO MAS, NO MAS a gobiernos de derecha, incongruentes en el decir y en el actuar concentrados lamentablemente en el compromiso y beneficio consigo mismos y extraviados en el compromiso y beneficio colectivo, sin mas guía de actuación, sin mas norma que la corrupción moral y política.

Por eso no es casual, que después de diez años de abandono y desprecio a la ciudadanía, esta haya decidido mayoritariamente volver los ojos a la raíz misma de sus orígenes y confiar la administración municipal a visiones partidistas afines a los postulados liberales de la revolución y la reforma.

Porque son estos postulados, los que claramente se encentran en la memoria y moral colectivo del pueblo coacalquense y mexicano.

Por ello, que sea tiempo oportuno y necesario para reexaminar e interpretar nuevamente el mandato recibido en la jornada electoral.

Asumir concientemente, que si el pueblo de Coacalco ha sabido estar siempre a la altura de su tiempo, también demanda de sus autoridades idéntica estatura, compromiso social, apego a los principios, altura de miras, conducta particular y política intachable.

Gobernar con el ejemplo, ese ejemplo que Enrique Peña Nieto, acertadamente impone en cada acción gubernamental, congruente en el decir y en el actuar, por ello cumple a calidad con cada compromiso asumido en campaña.

He ahí el botón de muestra, la piedra angular para la construcción de una relación sana y benéfica entre el gobierno y sociedad.

Si, Peña Nieto, entiende que nuestra sociedad no desea mas decepciones políticas y perdidas de tiempo en constantes reinventares de programas y acciones.

Sabe que el pueblo mexicano quiere a México de nueva cuenta inserto en el camino del progreso y la evolución constantes, no en la del simple cambio por el cambio.

Sabe también nuestro gobernador, que para poder asegurar ello se requiere recobrar la confianza ciudadana, solo así se asegura la gobernabilidad democrática, el progreso institucional y la justicia social.

Sabe y esta consiente que la base de la confianza en el gobernante, pasa necesariamente por la austeridad republicana, la sensatez en la toma de decisiones, la honradez en la conducta, la transparencia y pulcritud en el manejo de los recursos públicos.

Asume Peña Nieto a plenitud, las palabras del Benemérito de las Américas cuando el ilustre patricio dice:

“El gobernante no es el hombre que goza y que se prepara un porvenir de dicha y de ventura; es, si, el primero en el sufrimiento y en el trabajo, y la primera victima que los opresores del pueblo tienen señalada para el sacrificio”.

La perspectiva con la que visualizamos el futuro para nuestro municipio, para la coalición, para la sociedad en general, en los albores del tercer milenio es positivo, aun y cuando lo iniciamos con la acechanza de un capitalismo desmedido, que en aras de la globalización, no tiene fronteras, corrompe y elimina tradiciones, vulnera soberanías y no ve mas estado de derecho que el propio beneficio económico.

Ante ello tenemos a la historia, al ejemplo libertario de Hidalgo, de Morelos, de Juárez y Bolivar, aprendamos de ellos, corrijamos lo mal hecho, enfatizamos y mejoramos en lo bien hecho.

Escuchemos al pueblo y a la opinión publica porque son estos las únicas fuentes de pues del poder y de la autoridad.

Sean mis palabras, un llamado, un recordatorio a que nunca es demasiado tarde para mejorar y enmendar, para corregir el andar, porque como también Juárez diría:

“no deshora a un hombre equivocarse. Lo que deshonra es la perseverancia en el error”.

Un llamado también a pensar en que por encima  de las personas, están las instituciones, las que hoy encabeza en nuestro municipio David Sánchez Isidoro.

Instituciones a las cuales juntos gobierno y sociedad hay que consolidar, porque solo así, podemos pensar validamente en refrendar para Coacalco el ejercicio de gobiernos progresistas y con respaldo popular.

Son ya trece años los cabalísticos años transcurridos, son trece años a lo largo de los cuales la coalición se ha ganado el cariño y respeto del pueblo de Coacalco. 

Al mismo tiempo son muchos mas los años por transcurrir, son mucho más las luchas en las cuales participar, los compromisos y deberes por cumplir.

A la coalición en su conjunto, nuestra sentida demanda para continuar pregonando con el ejemplo, a continuar luchando a brazo partido al lado de su pueblo, al lado de sus autoridades.

Nuestra gratitud por el papel desempeñado y nuestro apoyo ha decidido a sus fines, porque no son  simples actividades, son los quereres y aspiraciones mas sentidas y legitimas de los coacalquenses.

 

En hora buena querida coalición.

En hora buena Doña Maria Luisa Marina.

En hora buena Coacalco.

¡Muchas felicidades!

 

Volver a principal

Hoy tenemos 1 visitantes
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=